Libros

La vida de Antxón

Noa lleva una vida tranquila. Su única preocupación es colocarse el flequillo con estilo. Lo de ser zombi tampoco le quita el sueño; a veces se siente un poco rara, pero ya se va acostumbrando al olor. Todo cambia el día que Amaia, la hermana de Antxón, recibe la picadura de un mosquito y se queda petrificada. Con la intención de encontrar el antídoto, Noa decide subirse a un avión acompañada de sus amigos y de un montón de imprevistos que pondrán a prueba su paciencia (muchísimo más que un flequillo rebelde).

Antxón el zombi

La vida de Antxón es un auténtico caos, y no solo porque esté en esa edad tan… tan truculenta, sino porque, además, a veces se le caen cachitos de cuerpo. Así, en general. Si eres zombi ya sabes a qué nos referimos. Y si eres humano, seguro que a ti también te pasan cosas raras cuando menos te lo esperas. Especialmente si estás en esa edad tan… tan truculenta.